Descripción

Cuando tenemos un problema legal, el primer paso es intentar solucionarlo a través de una reclamación extrajudicial, o dicho de otro modo, de manera amistosa.

En una reclamación extrajudicial debemos exponer el problema y proponer una solución. Reclamar extrajudicialmente de manera correcta puede evitar que nuestro problema no llegue a los tribunales.

Para ello, hay varias opciones. A través de una llamada telefónica, con un correo electrónico o en una reunión entre las partes. Sin embargo, a efectos legales, la mejor manera de hacer una reclamación extrajudicial es mediante un Burofax con acuse de recibo y justificante de contenido ¿Por qué?

En primer lugar, porque de esta manera podemos justificar que la persona a quien reclamamos ha recibido el mensaje. En segundo lugar, porque acreditamos el contenido de la reclamación demostrando qué le hemos transmitido. Por último, porque interrumpimos el plazo de prescripción.

El coste por enviar un Burofax lo establece Correos y suele ser de unos 30 euros aproximadamente. Puedes consultar los precios en su página web a través de este link: AQUÍ.

Se trata de un paso importante, ya que marcará la línea y los argumentos posteriores en futuras acciones. Por ese motivo, aconsejamos que encargue la redacción de la reclamación extrajudicial a un profesional.

Nuestros honorarios son de 60 euros (IVA incluido), costes de envío aparte.

Siempre trabajamos con Hoja de Encargo.